Café afrutado

09-03-2018

Innovadora la máquina de vapor, el primer automóvil, innovadores los sumerios y su escritura cuneiforme. Pero sobre todo innovador el primer ser humano al que se le ocurrió preparar el café con kiwi, o piña, o mora, o cualquiera que haya sido la fruta fundadora.

Y es que este es un gran dilema de la culinaria contemporánea que acalora los ánimos y enciende las más apasionadas mixturas. ¿Se puede mezclar la fruta con el café? y ¿qué frutas son merecedoras de tan curioso designio?

Pues los expertos en el tema afirman que combinando esta bebida con alguna fruta se busca resaltar una característica en específico del sabor y aroma del café.

Por un lado, algunos afirman que no se deben hacer mezclas con frutas muy ácidas. Otros afirman que la mejor manera de hacer una unión de fruta con café es mediante la cocción, pues facilita su incorporación en la bebida.

Algunos baristas recomiendan utilizar el kiwi, el banano, la piña, la mora, el mango y el coco: en general cualquier fruta que sea incorporable y tolere la cocción.

Por ejemplo, si tu café tiene una marcada tonalidad ácida, le podrías añadir mandarina o naranja. Si por el contrario el tuyo es un cappuccino podrías agregar un poco del sabor de los frutos secos.

Otra opción para la preparación es mezclar el café y la fruta durante el proceso de infusión, agregando los trozos de fruta con la molienda de café y vertiendo el agua previamente

Si lo que se desea es agregar una textura y sabor diferente al café, los cafés frappé son ideales para esto, agregar trozos de frutos secos dentro de la bebida vendrá bastante bien.

Muchas son las mezclas que se pueden realizar entre frutas y los diferentes tipos de café, ¡comienza a experimentar y encuentra la que más te guste!

Bibliografía

Combinación poco convencional, pero riquísima: frutas y café 

  • 0
  • 3050
  • 6