¿Qué tanto café tomamos los Colombianos?

31-12-2018

Por supuesto que el nombre de Colombia en el mundo es sinónimo de café suave de alta calidad. Está claro que producimos café del bueno, pero ¿lo consumimos? Nos dimos a la tarea de preguntarnos: ¿qué tan buenos consumidores de café somos? ¿Se nos podrá aplicar el viejo adagio: “en casa de herrero, cuchillo de palo”? Vamos a ver.

Que hablen las estadísticas

El café es una bebida apetecida en todo el mundo. Pero Europa se lleva los primeros lugares en el podio de mayor consumo de café por habitante. En Finlandia, por ejemplo, una persona consume alrededor de 2.6 tazas de café diariamente, es decir, 9.5 kilogramos en un año. ¡No en vano es el país en el que más se toma café!

En el top 5 de consumo de café encontramos también a Noruega, con 7.3 kilogramos por persona; los Países Bajos, 6.7 kilogramos por persona; Eslovenia, por su parte, registra un consumo de 6.1 kilogramos por persona; y, cerrando este escalafón, se ubica Austria con 5.5 kg por persona.

¿Y qué tal nosotros? La verdad es que, mirando los números, no salimos muy favorecidos. Colombia tiene un consumo de 1.4 kilogramos de café por persona al año. Comparándonos con otros países de la región como Guatemala (2 kilogramos por persona), República Dominicana (3.7 kilogramos por persona) y Brasil (5 kilogramos por persona).

Pero, ¿no tomamos café todo el tiempo?

Tal vez sorprenda que Colombia registre un consumo no tan alto de café, siendo un país en el que se toma café todo el tiempo en todas las casas, oficinas y establecimientos. Pero esta cifra tiene una explicación muy sencilla y es las características de preparación del café.

La verdad es que, en muchas ocasiones, se consume el café diluido en una cantidad excesiva de agua. Esto hace que el consumo real de café sea tan bajo, sobre todo para ser un país que lo produce. Recordemos que la recomendación a la hora de preparar un buen café es utilizar mínimo 5 gramos de café por bebida. El promedio de café utilizado por bebida en nuestro país está por debajo de los 4 gramos. Esto explica las estadísticas que vimos anteriormente.

Lo ideal sería que aquellos que gustan de un café menos intenso, en lugar de utilizar más agua, se dieran la oportunidad de explorar otros tipos de café con una tostión más clara para obtener un café más suave. Así se evita la pérdida de características de sabor y aroma del café que se pueden disfrutar al 100% cuando se prepara una bebida con las cantidades adecuadas.

  • Tags:
  • 0
  • 1292
  • 0