El café de origen y su originalidad

25-01-2019

Cuando de autenticidad se trata, el café de origen se distingue en el mercado. En el mundo del café, el lugar de origen del grano es una identidad que nos asegura un estándar de calidad y ciertas características más. 

Café de origen es un término que se utiliza para dar a conocer que el grano del que se habla proviene de un país, un productor, una región o un lote en específico. Esto garantiza que el producto proviene de un lugar en el que recibió un cuidado especial.

En los últimos años, el café colombiano ha obtenido certificaciones internacionales de Indicación Geográfica Protegida, Denominación de Origen y Marca de Certificación. Estas certificaciones, le pueden dar al consumidor, la seguridad de que el producto que tienen en sus manos proviene específicamente de Colombia y que, por tanto, posee características únicas dadas por el grano, el suelo y las condiciones de cultivo, secado y tostión que los campesinos colombianos imprimen en su producto.

De hecho, en Colombia, algunas regiones particulares tienen su propia Denominación de Origen y se encuentran amparadas bajo la protección de la Superintendencia de Industria y Comercio:

  • Cauca
  • Nariño
  • Huila
  • Santander

Pero, ¿por qué es importante saber que tu café cuenta con una Denominación de Origen colombiano?

El café de origen proviene de pequeños lotes de café de diferentes variedades, cada uno de estos lotes es tratado con especial cuidado y es beneficiado por separado, pues cuenta con características particulares que hacen de su café un café particular, café de origen.

Estas especialidades en el sabor de café han influido bastante en la manera actual de consumir café, pues cada café especial puede ofrecer una gama de cualidades muy diferentes a otro, permitiendo brindar nuevas experiencias al paladar, incluso con cada taza.   

Todo es cuestión de reconocimiento. El colombiano es reconocido a nivel mundial como uno de los mejores cafés suaves del mundo y su consumidor busca en él, disfrutar de un producto con estos estándares de calidad. 

El café de origen le está permitiendo a los caficultores una manera de reinventarse como productores de café, logrando ofrecer al mercado un café con cualidades específicas.

Además de la semilla y el cuidado que el caficultor imprime en los pequeños lotes, el contexto ambiental, la altura perfecta, las condiciones del suelo, el legado de más de 300 años de tradición cafetera, son razones por las que un lote de café puede denominarse café de origen, porque su “identidad” es notoria.

  • Tags:
  • 0
  • 3215
  • 5