De la trilla a la taza

24-01-2018

Al sentarte a tomar un delicioso café estás disfrutando de un elaborado y artesanal proceso en el que se presentan muchos pasos necesarios para lograr ese delicioso aroma, color y sabor que se mezclan en una taza.

Develando el secreto que se esconde tras la cáscara

La trilla: uno de esos esenciales pasos en la elaboración del café y que consta de la “liberación” del grano de su envoltura o pergamino.

momentos-cafe-cafe-cultural-del-destacada2

Si miráramos todo ello con otros ojos, podríamos decir que este fundamental proceso representa una “graduación” para cada grano, un ritual donde se liberan las impurezas y se descubre el carácter y la personalidad de estos pequeños frutos, a partir de allí denominados como café excelso, consumo y pasilla, y como paso previo a ser convertidos en café soluble o molido para su consumo.

Cuando hablamos de carácter y personalidad nos referimos al tamaño, peso, color y apariencia física, elementos que determinarán el futuro y paradero del lote tratado o también llamado selección y clasificación del grano.

Excelso, consumo y pasil

Como lo mencionábamos previamente, el producto obtenido de la trilla es el café excelso (usado para exportación) el cual, según su clasificación, se le da el nombre de Supremo, Extra o Especial, Europa, U.G.Q. (Usual Good Quality), Caracol y Maragogipe… un café de alta calidad que llevará el nombre y el sabor de Colombia a todos los rincones del mundo.

De igual forma, en el proceso de trillado se obtienen unos subproductos que también son aprovechados para diversos propósitos y comercialización. Entre ellos encontramos las denominaciones de consumo y pasilla.

El café consumo, de buen sabor y calidad, es aquel que no alcanza un estándar de calidad del 100% y que se destina para la producción del café tostado y soluble en el mercado local.

momentos-cafe-cafe-cultural-del-destacada3

En cuanto a la pasilla, esta se caracteriza por ser un grano diferente y con un tamaño no superior a 5.66 mm. Algunos fenómenos climáticos como épocas de alta sequía o incorrecto almacenamiento de los granos hacen que estos disminuyan su estándar de calidad (como en el caso del fenómeno del niño), siendo entonces estos destinados para la elaboración de un café de una calidad y costos menores a los del café excelso de exportación.

En resumen, al igual que en la vida, el mundo del café está lleno de matices y sabores de excelsa calidad y sabor.

Café es café, que no vaya este nunca a faltar en nuestras vidas y alacenas… ¡te invitamos a tomarte el que más te gusta!

  • 0
  • 3252
  • 64