El café y sus gentilicios

26-03-2020

Colombia es uno de los países más biodiversos del planeta y esto se da gracias a su riqueza topográfica. A lo largo del territorio colombiano se extienden tres grandes ramas que surgen de la bifurcación de la cordillera de los andes y son estas las que permiten la creación de ecosistemas ricos en recursos naturales que permiten la existencia de una fauna y flora excepcional, en ocasiones, característica de una parte específica del territorio. Así como la topografía del país permite la existencia de especies únicas en cada región, también permite que cada planta de café sembrada en una región diferente otorgue granos únicos y característicos del lugar donde germinan; lo que permite darle a nuestro café el título de café de origen. 

La riqueza de Colombia definitivamente está en sus paisajes y lo que los compone. Cada uno de estos paisajes es diferente y uno de los más especiales es el paisaje cafetero que se encuentra a lo largo del territorio. Hagamos un recorrido por las regiones más influyente y pujantes en la producción del grano. 

 

Sur del país

Conformado principalmente por los departamentos de Nariño, Cauca y Huila, abarca también el sur del Valle del Cauca y Tolima. Los cultivos de café allí presentes son característicos por su crecimiento en mayor altitud y menores temperaturas. La agresividad montañosa que allí presenta la Cordillera de los Andes genera ciclos de lluvia que también influyen en la particularidad del café de la zona. La alta presencia de material volcánico en el suelo también otorga material orgánico al cultivo, lo que mejora la producción de café. Las tazas producidas con café de esta región son bastante características, pues poseen una acidez muy bien definida y un cuerpo medio amable al paladar. 

 

el-cafe-y-sus-gentilicios--apasionados-por-el-cafe

 

Eje cafetero 

En las montañas de esta región es donde surge la denominación del paisaje cultural cafetero, pues es allí donde se produce la mayor cantidad del café del país. 

Conformada por los departamentos del Quindío, Caldas, Risaralda y el Norte del Valle del Cauca, esta zona es reconocida por su gran producción de café durante gran parte del año, entregando granos que ofrecen una taza suave y exquisita. Las temperaturas de la región varían entre los 18 y 22°c y la topografía montañosa con pendientes inclinadas permite una homogénea distribución de los recursos orgánicos que posee la tierra. Entregan, además, la denominación de origen a estos cultivos. 

 

el-cafe-y-sus-gentilicios--apasionados-por-el-cafe2

 

Antioquia y Norte del País 

Aunque producen café durante buena parte del año, sus cosechas más significativas se dan entre agosto y noviembre. Esta región cafetera está atravesada por las tres ramas de la Cordillera de los Andes y la Sierra Nevada, y ofrece alturas y temperaturas muy propicias para el cultivo de café. La región está conformada principalmente por los departamentos de Antioquia, Santander, Norte de Santander y Cesar. La gran presencia de picos montañosos que tiene la zona crea una variedad de climas particulares que permite la producción de granos muy especiales y diferentes, pues proporcionan una presencia de vegetación y una frecuencia de los ciclos de lluvia que fomenta la formación de características notas dulces en las tazas producidas con el café de estos departamentos. 

 

el-cafe-y-sus-gentilicios--apasionados-por-el-cafe3

 

Colombia es un país que merecidamente es reconocido por su café, pues no solo la cantidad producida es lo que resalta, sino también las características particulares de los suelos y las regiones que permiten que cada grano sea especial. Además de los granos producidos en cada región, también está la cultura del campesino y la comunidad que se genera en torno a esto, construyendo tradiciones autóctonas en torno a la producción y las cosechas que permiten que la producción de café no sea solo una actividad comercial sino también un rasgo cultural.  

 

Bibliografía 

 

www.cafedecolombia.com   

 

  • Tags:
  • 0
  • 1436
  • 6