¿Qué cafetera puedo usar en casa y por qué?

22-10-2020

La correcta preparación de un café filtrado tiene muchas variables. No solo depende del tipo de café en cuanto a tostión, acidez, si viene molido, en grano, de quien lo prepare o de los ingredientes mezclados en la preparación. La herramienta utilizada, así como lo demás, es demasiado importante a la hora de esperar un resultado específico.

Queremos recomendarte cinco métodos de preparación que puedes implementar en casa para variar el sabor, los tonos y la textura de las tazas de café que disfrutas durante el día.

 

Olla:

 

Preparar café en olla no es solo una forma fácil y sencilla de tomar una buena taza, también es una herramienta que en muchas regiones del país se convirtió en tradición, pues nuestros abuelos crecieron utilizándola. 

Surgió como una forma recursiva para hacer esta bebida que tanto nos apasiona de manera fácil, rápida y en grandes cantidades. Solo necesitas una olla honda, un filtro o colador de tela y una jarra para servir el café. Su preparación consiste en calentar el agua hasta el primer hervor en una olla del tamaño que tengas accesible. Por otro lado, ponemos el café en el filtro, y este sobre la jarra. Cuando el agua llegue a la temperatura ideal, la vertemos encima del filtro, primero en el medio y después haciendo círculos para humedecer todo el café molido. ¡Y listo!

¿Ves lo sencillo que era? El resultado es un café ligero y suave en su sabor.

 

Cafetera doméstica por goteo:

 

Esta es una de las cafeteras más populares tanto en nuestros hogares, como en oficinas o consultorios. Es una facilidad innegable contar con ella, pues prepara grandes cantidades de café con un solo ciclo y lo mantiene calientito y siempre listo para ser bebido.

Es un método de preparación sencillo para hacer café filtrado que consta de un recipiente de vidrio para el café preparado, una torre que en su totalidad incluye el contenedor de agua, un portafiltros y una base térmica. Se utiliza vertiendo el agua en el contenedor según el número de tazas que se desea. Después pones en un filtro nuevo de papel el café ya molido y este lo colocas en el portafiltros dentro de la máquina. Finalmente la enciendes y dejas que la magia ocurra.

 

Italiana o Moka:

 

Empecemos con un dato curioso: este es el método de preparación en casa más utilizado en Europa, sobre todo en los países del Mediterráneo. ¿Otro dato? La idea de la que nació su diseño se inspiró en una lavadora de comienzos del siglo XX, en la que por medio del calor, el agua subía a un compartimiento donde estaba la ropa. Ese es esencialmente el mecanismo de la cafetera Italiana. 

Consta de tres partes: Un depósito inferior para el agua, un filtro, y un compartimento superior donde, tras calentarse, poco a poco el agua sube, pasando por el café molido extrayendo sus mejores sabores, y llegando al compartimiento superior en forma de fuente hasta que obtenemos la bebida preparada y lista para servir. 

Su resultado es un café intenso, fácil de hacer y que no requiere una molienda muy especial, pues es un método de preparación rápido y casero.

 

Prensa Francesa:

 

También conocida como la cafetera de pistón o de émbolo, este método de preparación consiste en una técnica de inmersión, donde el café extraído, luego es separado por un filtro metálico, separando el residuo de este en la parte inferior de la cafetera lo que permite conseguir una textura densa y con cuerpo. Con esta herramienta es fundamental tener un control muy preciso de la temperatura del agua, la molienda del café utilizado, pues son variables que determinan el resultado. Es por esto que toda cafetera de Prensa Francesa consta de un recipiente de vidrio resistente al calor, el filtro metálico y la tapa con un pistón. 

Con este método podrás preparar café como todo un profesional, pues muchos baristas lo implementan no sólo por el resultado, sino porque resulta atractivo a la vista en el proceso de preparación.

 

Máquina espresso para hogar:

 

Finalmente conozcamos la más especializada de todas. Esta máquina, que recomendamos si eres aficionado al café y deseas calidad en las preparaciones que haces en casa, consta de tres piezas fundamentalmente: El depósito de agua, el portafiltro y el vaporizador para conseguir emulsiones para un cappuccino, por ejemplo. Esta herramienta resulta ideal para preparar espressos de sabores intensos, con esa capa espumosa sobre la superficie que nos encanta. Es ideal para quienes desean una bebida bien filtrada por medio de la presión que la máquina ejerce al café molido.

Estos son solo cinco de los muchos métodos de preparación de café que existen alrededor del mundo. Quisimos traerte estos porque son los más aplicables para las preparaciones del día a día en casa. Sin embargo, en nuestro sitio web podrás encontrar las demás herramientas con las que podemos preparar un delicioso café, sea en casa o en un negocio especializado. 

Visítanos y conoce cada uno de ellos en www.apasionadosporelcafe.com/. Ingresas a la pestaña que dice ‘Preparaciones y recetas’ y si bajas por la página encontrarás todas las que te puedas imaginar. ¡Anímate a aprender cada día más sobre esta exquisita bebida!

 

  • Tags:
  • 0
  • 170
  • 1